La ansiedad

Es una emoción normal como la tristeza o como la alegría y está en nuestro organismo porque nos prepara y nos protege ante situaciones que pueden ser potencialmente peligrosas, por lo tanto no es dañina en sí misma. Frente a situaciones de peligro o amenaza nuestro cuerpo entra en estado de alerta para hacer frente a este peligro.

Qué sucede en nuestro cuerpo cuando tenemos ansiedad?

Desde los primeros días de la humanidad, la presencia de depredadores y el peligro en el medio ambiente, provocaron alarmas en el cuerpo y permitieron a los individuos tomar medidas evasivas, así la raza humana evolucionó. Siempre que se detecta una amenaza, nuestro sistema nervioso pone en funcionamiento el sistema adrenérgico y la consecuente liberación de catecolaminas (dentro de las cuales está la dopamina, norepinefrina y epinefrina, esta última llamada adrenalina) esta liberación de hormonas provoca las reacciones físicas de la ansiedad cuyo objetivo es protegernos.

Una ráfaga de adrenalina en respuesta al peligro causa estas reacciones. Este impulso de adrenalina se conoce como la respuesta de “lucha o huida”. Prepara a los humanos para enfrentar físicamente o huir de cualquier amenaza y buscar estar seguros. Dentro de los cambios fisiológicos que tenemos para hacer frente a la situación amenazante están la aceleración de latidos del corazón para irrigar rápidamente las extremidades y el cerebro, la dilatación de la pupila para tener una mayor visión periférica, aumento del estado de alerta para huir.

En la sociedad moderna las personas no huyen de depredadores, no obstante, el ser humano se ha adaptado a situaciones en las que requiere protección o seguridad, por un lado están las verdaderas amenazas como un vehículo en la calle que puede atropellarte; por otro lado, la ansiedad ahora giran en torno al trabajo, el dinero, la vida familiar, la salud y otros problemas cruciales que exigen la atención de una persona sin que necesariamente requiera la reacción de “lucha o huida”, aún así, esta sensación es derivada de los instintos básicos de autoprotección de nuestros antepasados.

TESTIMONIOS

Luis me ayudó a entender y superar el duelo por la pérdida de un familiar, ahora estoy mas tranquila y mi vida mejoró.

Maria

La ayuda suministrada por Luis fue fundamental para mejorar mi problema de depresión pos parto por medio de las terapias.

Elza

La terapia fue fundamental para lograr superar el estrés pos traumático que tenía.

Carlos

HORARIO DE ATENDIMIENTO

Lunes – viernes 8:00 – 20:00
Sabado 8:00 – 20:00

310 6139205

AGENDA

Agenda tu consulta online e inicia tu proceso.

MARCA UNA CONSULTA